Búsqueda personalizada

domingo, 26 de diciembre de 2010

Harry Potter and the Deathly Hallows

Harry Potter y las reliquias de la muerte

Género: Fantasía / Épico / Thriller

País: Reino Unido - Estados Unidos

Año: 2010

Dirección: David Yates

Bien, bien, bien!! Uno de los mejores filmes de la saga. Las escenas están bien desarrolladas en su mayoría. Es una interesante propuesta, realizada con empuje y ciertas dosis de buen cine. La película tiene un principio y un final bastante buenos, y cuenta con episodios para destacar (que no voy a enumerar así ven la peli :P)

Harry está grandecito, con pelo en el pecho y en un mundo adulto donde debe hacer frente a las traiciones, la hipocresía, la envidia y por sobre todas las cosas, la ineludible responsabilidad del héroe.

Lejos quedó la sensación de una película infantil. Las secuencias de acción están bárbaras, frenéticas y aventureras, y ahora que Harry y la historia ganan en madurez, las escenas de acción ganan en epicidad. Las primeras travesuras infantiles de los primeros filmes se fueron diluyendo en una progresiva oscuridad. Las referencias a un cruel establishment mágico, que persigue implacablemente a quienes no son de su agrado, le suman puntos a ese lóbrego estado de desaliento permanente en la película.

Está muy lograda la transición entre las escenas de terror y las de comedia. Creo que en ésta, los actores se destacaron, los tres chicos lo hicieron muy bien, considerando que la peli recae mucho en ellos. El padre de Luna, Xenophilius Lovegood (Rhys Ifans) también estuvo muy bien. Pero… ¿Qué paso con Voldemort?! Ya no da tanto miedo, aunque Dolores Umbridge (Imelda Staunton) por otro lado, sigue poniéndome los pelos de punta.

Un párrafo aparte se merece la animación del relato de la fábula de los Tres Hermanos. Un gran logro desde luego. La animación es fantástica y te sumerge de lleno en el relato. Pulgares arriba!

La edición es para mencionar, puede parecer como de video clip, pero logra el cometido. El uso de los efectos visuales por momentos es demoledor, descarnado e impactante, lo que no quita un uso y abuso del efecto digital en más de uno, y dos (y tres) momentos de la película, pero le suben el tono a la trama, que por lo general es pausada.

Y acá es donde debo decir que, mas allá de lo que a muchos les puede haber parecido una serie de escenas en las que la acción no se hace presente, yo digo que fueron las que más disfruté. Ese momento de desesperanza y desamparo, yo lo viví en la butaca, y si esa era la intención del director, bien por él, porque lo consiguió! A mi no me aburrió para nada, aunque puedo entender que en el cine comercial, la narración de este estilo no sea moneda corriente. La omisión de música en ciertas partes contribuyó a ello, si bien la banda sonora es muy buena y la fotografía es exquisita!

Como último comentario, pero no menos importante, hay que decir que David Yates sorprendió, después trabajos no tan logrados, ha mejorado notoriamente desde la Orden del Fénix. Gracias a Harry Potter ha ganado profesionalismo.

La peli tiene chispazos de esperanza cuando todo parece demasiado oscuro, y cuenta con instantes verdaderamente divertidos y aventureros. No cansa nunca y te pega a la butaca. Engancha, salimos del cine con ganas de más. El final es perfecto! Con un cliffhanger para dejarte comiéndote las uñas hasta junio del 2011.






sábado, 4 de diciembre de 2010

Harry Potter and the Half-Blood Prince


Harry Potter y el misterio del príncipe o Harry Potter y el príncipe mestizo

Género Fantasía – Drama - Thriller
País: Reino Unido - Estados Unidos
Año: 2009
Dirección: David Yates

Al menos en el libro esta es la historia de Voldemort. Y es que hay que arrancar con esa crítica. La película no repara en cortar recuerdos por todos lados, a tal punto de que la terminamos sin saber mucho realmente de la historia del Señor Oscuro. Hay otros recortes importantes, pero el que es terriblemente dolorosísimo es el de la discusión de Harry con Dumbledore sobre su destino como elegido. No es que estamos omitiendo a un personaje poco carismático como Dobby (un ejemplo de recorte que me parece justificado y hasta elegante), es como si a Matrix le quitamos la escena con el arquitecto, todo pierde sentido, o por lo menos conserva otro sentido, y la acción aparece en primer plano.
Nada que criticar en el plano del entretenimiento, tiene buen ritmo, hay buenas escenas de acción y muy buenos efectos especiales. El nuevo profesor de Pociones está muy bien, pero Luna pierde, desgraciadamente, mucho protagonismo en esta cinta. Sorprendentemente Draco (Tom Felton) brilla en esta peli, cosa que honestamente creía imposible. Las escenas de terror te dan julepe y las de comedia te hacen reír. Lo aclaro porque en estos días no es tan común y es digno de mención. Pero ya que estamos hablando de lo que se transmite, si la muerte de un personaje de la película anterior me había parecido frío y mal ejecutado, el fallecimiento de uno en esta la verdad que deja helado. Uno no entiende porque lo modificaron tanto con relación al libro. No hacia falta ponerse original en ningún sentido.
Parece que la mayoría de las cosas que señalo son negativas, pero lo cierto es que la disfruté. Tanto como la anterior, a pesar de que muchos críticos la posicionen muy por encima de la “insoportable” Orden del Fénix. Corren parejas, cada una a su manera, pero se confirma que Yates es un director del montón. No pasa vergüenza y el resultado es aceptable, pero poco más se puede decir.



domingo, 28 de noviembre de 2010

Harry Potter and the Order of the Phoenix


Harry Potter y la Orden del Fénix

Género: Aventura - Fantasía
Año: 2007
País: Reino Unido
Dirección: David Yates

Es probablemente la peli mas criticada de la saga. Se la ha tildado de aburrida, tediosa, inconspicua, atornillante y hemorroidíica. Unos pocos sostienen que es la mejor de la serie. Personalmente, no la veo tan nefasta. Incluso me gustó, sin ser por supuesto el no va mas de la magia. La dirección de David Yates es algo falta de personalidad. Y es que salvo el benemérito señor Cuarón, ninguno de los directores le supo aportar nada a la pequeña gran mitología de Harry Potter. Perdonable en las primeras, y disimulado esto en la cuarta por el ritmo endiablado que tenía, don Yates se hallaba, a priori en problemas. Pero es la historia la que salva la película. Una dirección mediocre no termina de opacar un relato de terror y desesperación que atrapa. Otro punto reprochable es la duración. Resulta, cuanto menos curioso comprobar que la película más corta de todas pretende adaptar el libro más extenso de todos. Las subtramas, los detalles y las minucias en las que se recrea Rowling se recortan por todos lados.
Eso en lo que a aspectos negativos se refiere. Pero si defiendo a la peli, es porque logra rescatar el tono de horror (semi-psicológico) por un lado y el sentimiento de impotencia que se respira en el papel (aún cuando, como señalé, no invente nada). Algunos le critican que es lenta y aburrida. Yo sostengo que el ritmo es, con toda razón, mas pausado que las pelis anteriores, pero que si uno se aburre es porque no presta atención a las conversaciones y los eventos carentes de acción pero muy interesantes a nivel argumental. Se explican muchas cosas, y se retoman muchas cosas del pasado. Al mismo tiempo se empieza a hacer muy evidente la impotencia del anteriormente infalible Dumbledore. Ya no tiene esa facha de sabelotodo y parece humano, aún cuando todavía “fuma bajo el agua”.
El reparto, genial como siempre, con momentos memorables de los hermanos Wesley, y la nueva Profesora de Defensa Contra las Artes Oscuras está fantástica en su papel de odiosa maldad edulcorada. Pero Evanna Lynch como Luna Lovegood es para mí la verdadera estrella de la película. Helena Bonham Carter no me gustó ni desagradó, nunca me despierta mucho esta mina. En fin, una cinta correcta sin grandes aspavientos, con errores reprochables y un par de aciertos interesantes y que a pesar de lo que digan, divierte.








jueves, 18 de noviembre de 2010

Harry Potter and the Goblet of Fire

Harry Potter y el Cáliz de Fuego

Género: Fantasía - Aventura
País: Reino Unido
Año: 2005
Dirección: Mike Newell

Antes que nada, perdón por la demora, hubo terribles problemas de hardware que impidieron que pusiera esta entrada antes. Cosas de la vida…

Harry Potter y el Cáliz de Fuego es mi película favorita de la serie, aún cuando admita que la anterior es mejor desde todo punto de vista. Para empezar hay que decir que si en El Prisionero de Azkaban primaba un tono minimalista aquí todo es grande y exagerado, y por supuesto épico. Desde el comienzo de la película priman los estadios llenos de extras, las bestias imponentes y las magias tremebundas. Hasta el pelo de los muchachos se dejó largo para que quedara claro (y dicho sea de paso, me parece el look mas feo que jamás tuvo Harry). Y Hermione está sumamente bonita, casi ni parece inglesa de tan mamasita que es.

Decíamos que todo en la película busca transmitir esa sensación de pequeñez e insignificancia frente a lo que se está contemplando, y es que creo que eso calza de manera perfecta con el guión de la película. La dirección de Newell es mucho (muchísimo) mas tosca que la de Cuarón, pero funciona gracias a las características de la historia que se cuenta. El Torneo de los Tres Magos (supongo que es algo así como los tres mosqueteros que en realidad eran cuatro) me parece que muestra la vena mas aventurera de la serie de libros (supongo que hasta Deadly Hollows, donde ya los veremos “en el campo”) y no se escatiman efectos, vuelos y luchas para demostrarlos. Los personajes que aparecen en esta película/libro son geniales, así como también lo son los momentos de comedia romántica a costilla de los protagonistas.

Pffff… pero lo que se lleva el oro son los giros argumentales. Uno cree estar viendo una película o leyendo un libro que se trata de una cosa, pero sobre el final descubre el engaño. Yo quedé en shock a lo largo de las últimas (y brutales escenas). Como negativo de la peli se puede decir que no tiene tanta ambición como la anterior, y de hecho no aporta nada nuevo a lo visto en los libros. El tono oscuro se mantiene, pero no llega a ser tan opresivo como en la tercera y tampoco indaga en las características, motivaciones y conflictos de los personajes, y cuando lo hace es todo muy explícito. Nuevamente se omiten muchas subtramas de la historia, pero me parece que a rasgos generales todo queda mas claro que en El Prisionero de Azkaban. En definitiva, pocos errores, pero pocos grandes aciertos, una película mas convencional que su antecesora, y por lo tanto menos interesantes. Lo que no quita que sea muy superior a aquel lejano par de cintas dirigidas por Columbus.





lunes, 1 de noviembre de 2010

Harry Potter and the Prisoner of Azkaban


Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Género: Fantasía, Aventuras, Drama
País: Reino Unido
Año: 2004
Dirección: Alfonso Cuarón

El cambio de director le sentó magnífico a la saga, consiguiendo la que hasta ahora es la mejor película de nuestro querido y medio ganso mago. Aquí se da el gran salto de la saga. Ya no estamos en un mundo infantil y maniqueo. La magia puede ser usada para destruir, los amigos mas cercanos traicionan y la muerte está a la vuelta del… pasillo?
Cuarón hace un trabajo sobresaliente, un tono oscuro y hasta tétrico atraviesa toda la peli. Gélido creo que también lo describe bien. Una fotografía excelente de corte naturalista, paisajes fríos y amenazantes. El diseño de los dementores y la forma en que afectan a las personas y los entornos está muy muy muy conseguido. Los personajes evidencian las cicatrices de su pasado, y muestran un verdadero crecimiento.
De entrada se decidió que la búsqueda de la identidad, tan típica de la adolescencia, iba a ser el tema de la cinta. Por un lado esto fue magnífico, pero también hubo que pagar un precio. En lo que respecta a lo positivo, por fin parece una verdadera escuela: los chicos andan con la camisa fuera y hacen estupideces, se burlan unos de otros, se putean y se pelean, y la atracción entre nenes y nenas aparece claramente. Se nota la inseguridad ante los cambios que están pasando en todos los niveles, tienen miedo al ridículo y están más emocionales. Harry deja de ser el buenudo (o boludo) que mostraban las pelis anteriores (que no los libros, donde es medio taimado a veces) para ser mas rebelde y rencoroso, ya no se come todo lo que le dicen con una mueca de maricón. En fin, todo es mucho más creíble. Por el lado negativo, tuvieron que cortar mucho. Es una de las cintas que menos sigue (o la que menos lo hace) los eventos del libro y muchas subtramas son ignoradas o apenas esbozadas. La escena de la cabaña queda recorta, y es donde se dan todas las explicaciones. De hecho, cuando uno termina de verla, está re-emocionado, pero como que no entiende todo lo que pasó, y es que no tiene los elementos para hacerlo tampoco. Pequeño tirón de orejas, pero no empaña una cinta excelente.
Por lo demás, Gary Oldman está brillante en su papel de Sirius, y no me imagino a nadie mas representándolo, consigue transmitir la locura y el resentimiento del que fue prisionero de Azkaban (nombre que siempre me fascinó). Y David Thewlis consigue hacer un Lupin que brilla en la peli como no lo hace en el libro, y es que es probablemente mi personaje favorito dentro de las cintas. En conclusión, una joya que no es perfecta, pero que por su minimalismo, su mimo por los detalles y su inigualado tono siniestro, se convierte con todo derecho en la adaptación favorita de la misma Rowling.





sábado, 23 de octubre de 2010

Harry Potter and the Chamber of Secrets


Harry Potter y la cámara secreta

Género: Aventuras - Fantasía
País: Reino Unido
Año: 2002
Dirección: Chris Columbus

Mejor, mejor en todo. Los chicos estuvieron tomando clases de actuación y ya se defienden. No da la vergüenza ajena que daba en la primera. A nivel de efectos también me dejó mucho mas satisfecho, porque lo que fue el troll de la primera… Toby me pareció muy bien representado y los bichos en general despertaron mucho más mi simpatía.
La historia, sin embargo sigue siendo bastante infantil, lo que es lógico si se tiene en cuenta que se basa en un libro que tiene el mismo tono. Pero a diferencia de la anterior, la trama tiene buen ritmo, más enganche y misterio. El componente de investigación está mucho mas marcado. Se nota que con los personajes y el mundo ya presentados, ahora era mas fácil dedicarse de lleno a contar un cuento interesante.
Hay magia!!! Me llevé una enorme sorpresa cuando vi la primera de Harry Potter y vi que no hacían prácticamente uso de la hechicería. Fuera del “Uingardium Levioza” no había mucho hechizo, y me decepcionó mucho. Me recordó a Gandalf, un mago que no usa mucha hechicería. Por lo menos Harry y compañía tenían la excusa de que era su primer año. En cualquier caso, en segundo ya la pilotean y usan magia en la investigación, para defenderse, en duelos y eso ta’ güeno.
Empezamos a conocer también el pasado de Voldemort, algo que es muy de agradecer, ya que los datos del primer libro/película son muy exiguos. El pasado, como en la mayoría de las novelas de fantasía, es el principal gancho (cliffhanger le dicen, pero es para la sección glosario) y era necesario que nos tiraran un güeso. Y el final consigue un nivel de epicidad que la primera debiera envidiar.
Todo bien, las mejoras son sustanciosas, se nota y la película es buena. No muy buena si uno la compara con otras cintas de la saga. Los sucesos son de nuevo idénticos a los del libro, y el director se puede retirar de la saga con la frente en alto, sólo que le debió dar cosita cuando vió la siguiente…



domingo, 17 de octubre de 2010

Harry Potter and the Philosopher's Stone


O Harry Potter and the Sorcerer's Stone

Género: Fantasía - Aventuras
País: Reino Unido
Año: 2001
Dirección: Chris Columbus

Esta es la primera parte de un especial de Harry Potter. Pretendemos analizar cada una las pelis de la saga mientras esperamos la primera parte de la última. Hoy toca “La Piedra Filosofal”. Pido perdón de antemano por no describir la trama, pero asumiré que todos conocen de qué va la historia. Y si no, PONETE A LEER!!!

Lo cierto es que si uno mira esta cinta sin ojos de fanático se nota a la legua que es floja. “Y bueno, es la primera”, dirán. No importa, es floja. Los actores están bastante mal. “Era su primera actuación”. No importa, la verdad es que actúan… bueno, como chicos. Harry sobreactuó todo el tiempo y Hermione también. Ron está más o menos. El resto del reparto está bien, a excepción de los Wesley, nunca me gustó su actuación (al menos hasta las últimas pelis). Los efectos especiales también dejan bastante que desear para una cinta de esta envergadura.
La trama también es bastante “chotesca”. No se le puede echar la culpa de eso al guionista, ya que la cinta sigue minuciosamente (o casi) los sucesos del primer libro, cosa que luego se va a volver poco usual (y llegando a extremos sorprendentes). Pero también hay que tener en cuenta que es el peor libro de la saga. Como el susodicho best seller, la cinta es la más infantil de todas. También carece de sucesos de gran relevancia.
Creo que por un lado esto se debe a la pretensión de Rowling de que Harry crezca con aquellos que sigan sus aventuras e ir presentando los sucesos de manera que el lector esté mejor preparado para asimilarlos. Cuando uno es pequeño, como Harry aquí, ve todo como blanco o negro, y no está en condiciones de evaluar temas como la traición, la pérdida de un mentor o la soledad. Los primeros dos libros están escritos para niños, y los siguientes para adolescentes y jóvenes. Y está bárbaro el planteo. Pero todo esto redunda en una primera historia lenta, que se centra en la presentación de personajes y que no tira muchos datos. Creo que se podría haber hecho de otra forma en el libro, pero muchos fanáticos agradecen el esfuerzo de este director por ser fiel a los sucesos descritos por Rowling.
Entonces, nos encontramos con una historia simpática y mágica (dah!!), con gancho y personajes carismáticos, pero que en libro no pasa de ser un preludio. Si a esto le sumamos unas actuaciones “medio pelo” y una dirección que en general no brilla, lo que tenemos es un producto que apenas roza lo aceptable. Las cintas para chicos de Disney siempre ofrecieron más.






domingo, 10 de octubre de 2010

El secreto de sus ojos


Género: Drama - Thriller
Año: 2009
Dirección: Juan José Campanella
País: Argentina - España

Buena, muy buena incluso. Pero no llega a la excelencia. Es larga y entretenida, con un montón de detalles que pierden su valor por esforzarse en explicarlos minuciosamente. Pero vamos por partes.
Benjamín Espósito (un Ricardo Darín en estado de gracia) se propone escribir una novela basada en un caso de gran repercusión para él tanto a nivel personal como profesional. Como esta jubilado, va a visitar a una antigua compañera de trabajo, la ahora jueza Irene Menéndez-Hastings (Soledad Villamil), mina de buena familia, estirada, pero e buen corazón. Mientras toman un café recuerdan los tiempos en los que él trabajaba en el juzgado como perito y ella entraba recién como abogada apenas recibida de Oxford (o Yale o Harvard o alguna de esas). El caso que recuerdan y sobre el que Benjamin quiere escribir el libro es el de la violación y asesinato de Liliana Colotto, protagonista de algunas de las escenas más duras de la película y que quieras o no, se te incrustan en la retina. NO ES UNA PELÍCULA PARA TODO PÚBLICO y tampoco para un día medio bajón. Espósito toma el caso y conmovido por el sufrimiento del marido de la victima, se compromete a encontrar al culpable. Creo que no se puede contar más.
Lo que en un primer momento parece una historia sencilla se complica hasta límites insospechados, pero siempre manteniendo el buen gusto y las cosas creíbles. El aspecto de investigación y thriller esta conjugado de manera excelente con escenas de corte cómico y una sutil (al menos la mayor parte de la película) historia de amor. El guión es fantástico, nadie discute eso.
En lo que respecta a los actores, todos son halagos. Decir que Ricardo Darín está genial sobra porque él siempre brilla. Pablo Rago es un secundario de lujo, con alguna que otra escena realmente impresionante. La “chica” de la película está muy bien y aunque quizás no esta a la altura de los mejores de esta cinta, cumple holgadamente con un papel de mujer independiente frente al que era muy fácil errar en la interpretación. Incluso Francella, que no es para nada santo de mi devoción, consiguió sacarme mas de una (capaz que como cinco) carcajada.
Sólo tiene un punto negativo, y es que está todo muy dicho. Lo que hace que una película sea de culto es que se descubran nuevos detalles con cada nueva visión. Esta cinta transa con el espectador perezoso y le sirve todo en bandeja. No entiendo de qué sirve brindar un millón de sutiles detalles para después recapitularlos hacia el final y que todo quede redondo. La misma historia de amor está demasiado hablada, cuando precisamente el énfasis en el lenguaje corporal está promovido por la misma película en su comienzo. El único problema de El secreto de sus ojos es que no hay secreto.


P/D: No se si se merecía el Oscar, pero hubiese sido obra maestra con un poquito mas de moderación.

martes, 5 de octubre de 2010

Glosario: Guiños

Todo el mundo sabe, o debería saber lo que es un guiño en el sentido coloquial. Se mira fijo a alguien y se cierra uno de los ojos (no los dos, porque eso significa que no tenés puntos). Suele ir acompañado de un leve giro de la cabeza una imperceptible sonrisita. En general, tiene 2 significados posibles: “se mi cómplice en esto” o “estás bonita”, pero la segunda probablemente pasó de moda para el momento en que le pusieron color a las películas.
Este pedido de complicidad es al que hace referencia el término “guiño”. Se trata de que el director pone en la película una imagen, un diálogo o alguna escena que hace referencia a otra cosa que se espera que el espectador (o cierta clase de espectador), si está atento y conoce un poco, se de cuenta y sonría. Hitchcock, por ejemplo era famoso por aparecer en todas sus películas en algún momento. En general lo hacía como una especie de extra, no estaba más de 5 segundos en cámara. Entonces por un lado, el espectador asiduo sabía que tenía que estar atento para ver adonde aparecía el famoso director (y se deleitaba cuando lo veía como víctima de un accidente, policía o chofer), pero alguien que recién se metía en su filmografía ni sabía que esperar ni lo reconocía cuando hacía acto de presencia.
En el episodio I de La Guerra de las Galaxias aparecen unos alienígenas muy similares al protagonista de E.T., un guiño de George Lucas para los seguidores de la famosa cinta de su amigo Steven Spielberg. En la desconocida e infravalorada Brick el “capo” de la banda hace referencia a Tolkien, cuando sería esperable que citara a Borges o Joyce. Al comienzo de Mentiras Verdaderas, Yuarceneguer se quita el traje de buzo y abajo tiene un elegante traje, lo que hace referencia a la película de James Bond “Goldfinger”. En las últimas películas de Marvel suele aparecer el creador de los personajes durante unos pocos fotogramas. Así, Stan Lee es salvado por Spiderman, aparece regando flores en “X-men: The Last Stand” y es envenenado con radiación gamma en “The Incredible Hulk”. Resulta imposible contar las veces que aparecen la frases “le haré una oferta que no podrá rechazar” o “saluda a mi pequeño amigo” (incluso las he visto en remeras).
Los guiños no son exclusivos del cine. Los hay en series, novelas y comics, así que estate atento, nunca sabés cuando te podés estar perdiendo uno.


martes, 28 de septiembre de 2010

Legend


Género: Fantasía
Año: 1985
País: Estados Unidos – Reino Unido
Director: Ridley Scott

Si la viste, seguro que te acordás. Si no, vale la pena un sábado por la tarde, si te sentís ochentoso. No tuvo mucho éxito en su momento, pero eso no quita que sea una pieza de arte visual en sí misma.
En un mundo de hadas, duendes y unicornios, donde todo es bello y armónico, también existe el Señor de la Oscuridad, quien obviamente quiere conquistar el mundo. Para ello, envía a sus secuaces a destruir lo más mágico que hay, los unicornios. Si logra su cometido, la oscuridad tapara al mundo y el sol nunca más saldrá.
Mientras tanto, Jack (Tom Cruise, muy purrete), un muchachito que vive en los bosques, corretea entre flores y arroyos con su amorcito, la Princesa Lily (Mia Sara). Sin querer y sin saberlo, ayudan a estos duendes malvados a lastimar a uno de los unicornios. Tras algunas idas y vueltas, Jack queda solo para salvar a su amada, a los unicornios y al mundo. ¿Quien vencerá? Ta ta taaannnn!
Es la típica historia de fantasía, el bien contra el mal y el amor contra todo lo feo y malote del mundo. Lo malo es que se queda en eso: un héroe, una princesa, monstruos etc... Amante del género de fantasía, me da pena tener decir que el guión no acompaña tamaño despliegue visual. Es lago simple, lineal y predecible. El sr. Scott podría haberse jugado algo mas con el guión.
Legenda es una sucesión de imágenes de gran calidad artística. Visualmente es exquisita
Vale una aclaración. La peli tiene dos versiones, la original y la director’s cut. Vean la versión del director!!, tiene mejor banda sonora y los diálogos que se quitaron en la original le dan un poquito mas de profundidad a los personajes.
Sin embargo, no puedo evitar mencionar que la vi cuando tenía 12 años y me cautivo. Pero, en aras de la objetividad: es simplona. Considerada un film de culto por algunos, es sólo recomendable para el que guste de la fantasía. Un film interesante y mágico.










lunes, 20 de septiembre de 2010

X-men Origins: Wolverine

Género: Superhéroes - Ciencia ficción - Acción
Año: 2009
Dirección: Gavin Hood
País: Estados Unidos

Estás viejo Hugh.... Con la trilogía de X-men habían juntado guita con la pala, pero había terminado ¿Qué se podía hacer para seguir lucrando? Contar el origen de cada uno de los mutantes!!! La idea no era mala. Iban a empezar con Wolverine, después Magneto, Deadpool, y así sustantivamente. Pero la ejecución deja bastante que desear.
Los primeros minutos cuentan el principio del origen original de Guepardo, cuando era purrete. Por lo que sé representan bastante bien el final del comic que cuenta la infancia del mutante más famoso. Y se explica TODO, para que a nadie le quedan dudas. "Él no era tu padre. Vos creías, pero no. Yo soy tu padre, y vos mi hijo. Yo te concebí. Porque tu vieja y yo llamamos a la cigüeña y le dijimos que nos mandara un mutantito peludo. Y él es tu hermano". Una muy vergonzosa escena (pero no la única) en la que se abraza a un personaje moribundo y se grita "NOOOOO!!!" mientras se mira al cielo. Y así.
Después cuentan rápidamente la vida de Wolverine a través de las guerras. Esta parte no está nada mal. Ya entrando en calor, relatan cómo lo reclutan para Weapon X, las experiencias como agente del gobierno y la posterior renuncia. El que no sabe nada del personaje y no conoce a los mutantes que van apareciendo se pierde la mitad de la película (la mejor mitad, encima). Después empieza toda la masacre y la adamantización de los huesos y toda la peli se va al traste. Escenas de acción sin ton ni son, efectos especiales chotísimos y actuaciones lamentables. Un montón de tipos que se quieren hacer los bananas y algunas explosiones.
Esta cinta no le llega a la suela del zapato a ninguna de las X-men anteriores, aunque se agradecen dos cosas: los guiños a los fanáticos, con tropecientos personajes y algún diálogo que sólo lo entiende el que sabe, y el hecho de que hayan forzado todo (mucho, por cierto) para que sea coherente con las películas anteriores. Pero de ninguna forma es suficiente.




lunes, 13 de septiembre de 2010

Memoirs of a Geisha


Memorias de una Geisha

Género: Drama - Romance
Año: 2005
País: Estados Unidos
Dirección: Rob Marshall

Volvimos!!! Para arrancar de nuevo y bien, hoy tenemos la multipremiada adaptación de la novela de Arthur Golden.
Elegante es una palabra que le viene como anillo al dedo a esta peli.
El director nos traslada a un Japón de las primeras décadas del siglo XX hasta pasada la Segunda Guerra Mundial. Allí nos encontramos envueltos en sedas y viviendo las vicisitudes de Chiyo, una nena que con su hermana son vendidas a las casas de geishas de la cuidad para trabajar como sirvientas. El destino quiere que la piba se cruce con la supergeisha de la zona y que esta tenga la gracia de educa, convirtiéndose en su maestra de secretos de seducción que le permitirán llamar la atención de hombres poderosos a fin de conseguirse un futuro acomodado. La nena pasa de fregar los pisos a competir con otras mujeres en el arte de embrujar hombres.
En esta peli los paisajes, la fotografía y la ambientación, música, maquillaje, vestuarios y escenarios en general, toman la posta. Son la película y se nota un gran trabajo de investigación por detrás. Todas las escenas están cuidadas a la perfección. En este sentido es exquisita.
De las actuaciones se puede decir que son solidas. Zhang Ziyi (Chiyo/ Sayuri) está resplandeciente y deslumbra con su belleza durante todo el film y de Ken Watanabe no se puede decir mucho (el personaje no da para demaciado), cumple. Sin embargo es para destacar el trabajo que hizo Gong Li, en el papel de Hatsumomo.
Puede parecer una historia poco original o algo predecible, son las memorias de una mujer que le toco vivir esa vida, y nada mas. Tiene sus altibajos, cuando hace más hincapié en algunos diálogos o escenas en especial que en otros que se hubiesen preferido. Tiene alguna intriga y traiciones de por medio. Es romanticona y algo melosa si se quiere. Pero entretenida, nunca aburre y es hasta educativa en algún punto.
Para los amantes de la cultura nipona, un must. Un hermoso viaje por Japón.



jueves, 26 de agosto de 2010

The Evil Dead


Género: Terror
País: Estados Unidos
Año: 1981
Dirección: Sam Raimi

No entiendo. No entiendo. No entiendo. En Estados Unidos es considerada una película de culto, venerada por dos o tres generaciones. Y me dije a mi mismo “algo tendrá que tener”. Y si, tiene muchas cosas: falta de presupuesto, malas actuaciones, mucha salsa de tomate y utilería de cotillón.
Los que le tienen cariño a la película justamente señalan estas cosas como lo que la hace tan valiosa. Pero a mi me aburrió soberanamente. Ni uno, ni un solo ratito de miedo. Dicen que película mala de terror es buena comedia, pero las expresiones de los actores (concretamente, como si les estuvieran introduciendo un palo de escoba por el recto) causan nauseas, insomnio, pie de atleta y caries, pero no risa.
Cinco amigos se van un fin de semana a hacer el tonto a una cabaña, por supuesto aislada en el bosque. Encuentran el “Libro de los Muertos” (uuuhhhh!!!) con una grabadora que tiene grabada (cuac!) la lectura que un científico hizo del libro en cuestión. Y entonces empiezan a salir los fantasmas, las tripas y las ganas de seguir viendo la película.
Terrible debut para el que después se convertiría en el director de la trilogía de Spider Man.







sábado, 21 de agosto de 2010

Inception

Origen o El Origen

Género: Ciencia ficción
Año: 2010
Dirección: Christopher Nolan
País: Estados Unidos

PELICULÓN! MASTER PIECE! Es como Matrix pero dándose con hormonas del crecimiento y testosterona. Es impresionante lo que Nolan puede hacer cuando se le ocurren ideas medias locas.
La premisa es sencilla ¿Qué pasaría si pudiéramos meternos en los sueños de las personas? Y de ahí surgen muchas otras: ¿se podrían descubrir secretos de ellas? ¿Se podrían plantar ideas en sus mentes? ¿Se podría vivir en los sueños? Si se puede vivir en el sueño ¿Cómo decidir cuál es la realidad? ¿Soñamos que soñamos o soñamos que nos despertamos?
Es que Nolan no solo nos entretiene durante más de dos horas, no solo hace una excelente cinta de acción, no solo exprime hasta la última gota de talento que hay en DiCaprio (que hay que reconocer que ha crecido mucho como actor), sino que nos deja reflexionando sobre la peli durante las siguientes semanas y preguntándonos si existe algo así como la realidad.
Las comparaciones con Matrix son inevitables, tanto por los planteos filosóficos y metafísicos que presenta, como por su condición (y aunque no lo sea todavía, está destinada a serlo) de película de culto. Es menos pretenciosa que la película de los Wachowski y llega incluso mas lejos.
Permite ochenta y tres lecturas diferentes (y contando) por lo que podemos decir que no asume que el público tenga el coeficiente intelectual de Karina Jelinek. Nunca nunca aburre. De hecho nos tiene hasta el final, sentados en el borde de la butaca. Si no tenés ganas de pensar ni un poquito no vayas, porque no la vas a poder seguir.
En lo que a mi respecta, Nolan será menos que un dios, pero definitivamente mas que un hombre, debajo de Buda pero por encima de Mick Jagger.




P/D: la traducción de Inception como El Origen la debe haber hecho Cris Morena.




lunes, 16 de agosto de 2010

Inherit the Wind

Heredarás el Viento o La herencia del viento

Género: Drama
Año: 1960
Director: Stanley Kramer.
País: Estados Unidos.

En 1925 un profesor de biología fue arrestado y enjuiciado por enseñar a sus alumnos la teoría de la evolución, lo que era ilegal en ese pueblo de EEUU. Sólo se podía enseñar creacionismo, porque lo importante era sostener la interpretación literal de la Biblia. Este altercado, en un principio menor, es convertido por los medios de comunicación en todo un suceso. Entonces, el juicio se transforma en el campo de batalla para que dos de las más ilustres personalidades de Estados Unidos se enfrenten. Porque si en un primer momento parece que lo que está en juego es la cuestión “Religión vs. Ciencia”, me parece que en el fondo, el dilema es “Religión vs. Liberalismo”.
Y es que no puedo dejar de ver el paralelismo entre lo que relata esta película y el circo mediático que se vivió en nuestro país hasta hace poco con el tema del casamiento homosexual. El tema de fondo es importante, y debe ser resuelto. Hay mucho que discutir, se trata de los derechos y obligaciones de las personas que se encuentran en medio del debate. ¿Pero qué es lo que sucede? Cada cual se aprovecha de la situación a su manera:
Los religiosos (protestantes en la película, católicos en nuestro país) recuerdan que están ahí para decirle a la gente lo que tiene que hacer, al estado lo que debe prohibir y para explicarles a todos de lo que se trata ser norteamericano/argentino. Ayudar al prójimo pasa a ser otro tema, uno que arregla cada uno y para el que no se juntan firmas. La discusión no debería girar en torno a si ser evolucionista/homosexual es “malo” o no, o si el estado debe apegarse a la religión oficial. El punto es que la prohibición no soluciona ningún problema, y por otro lado, se debe reconocer que hay asuntos más acuciantes que tratar.
Los medios de comunicación son neutrales, lo que quiere decir que van a poner cualquier cosa que les permita vender más, y por supuesto inflarán el asunto incluso si estemos hartos de escucharlos, y después lo inflarán un poco más. Hasta que deje de ser interesante, y entonces inflarán otra cosa “importante” (según ellos, para nosotros), porque si bien no nos dicen qué pensar, nos dicen sobre qué pensar.
No voy a decir que los políticos tienen sus propios intereses en todo esto porque es una obviedad.
Y por supuesto, están los héroes de ambos bandos. Un cura que se convierte en mártir, por luchar contra la opresión de la jerarquía. Un fulano dice que aquellos son retrógrados, dinosaurios. Un político cambia su postura porque vio la verdad. Un erudito cita 37 investigaciones que demuestran lo nocivo de la postura contraria. Una mujer sale gritando que se debe pensar en los niños.
Y en el medio están las personas a las que efectivamente les duele la situación. Aquellas para las que el debate no es una cuestión ideológica, sino que afecta directamente su vida. Estos tienen que ver cómo de uno y otro lado les dicen quiénes son ellos realmente, y cómo los conocen más que ellos mismos.
Y como en la cinta, finalmente se llega a una resolución. Uno ganó y otro perdió. Una lástima. Festejos y lamentos. Los héroes son olvidados, los medios pasan a otra cosa, los políticos siguen robando, los religiosos vuelven a orar y los afectados son afectados. Pero la película nos advierte, nada cambia. Como supuestamente dijo Galileo, “sigue girando”. La gente no es ni más ni menos evolucionista/gay porque la decisión de la “justicia” se haya tomado. Somos lo que hacemos, no lo que nos dicen que seamos.
Frente a esto ¿qué queda por hacer? La cinta también nos lo dice. Está el camino cínico y descreído, la burla y el oportunismo. Y por el otro lado, está el camino del idealista, el de creer en algo que no es, pero que puede ser si uno lucha. Le toca a cada uno elegir.
Ah, cierto que es una crítica de cine!! Le sobra algo de metraje y aunque algunas actuaciones son brillantes, otras son bastante maletas. Así y todo, no empaña el resultado.









lunes, 9 de agosto de 2010

Laitakaupungin Valot


Genero: ¿?
Año: 2006
Director: Aki Kaurismäki
País: Finlandia
Traducción: Luces al Amanecer

Muchas veces uno cree que lo ha visto todo en el cine, y entonces llegan cintas como estas, y te demuestran lo equivocado que estás. Es que es fácil hablar de la soledad, del fracaso y de la impotencia. Pero mucho mas difícil (yo no creía que fuese posible) hablar de lo solitario de la soledad, de lo fracasado del fracaso y de lo impotente que es uno en la impotencia. Todo contado de forma fría, rígida, como si los seres fueran máquinas. Una especie de teatro de marionetas que se llama vida. Y en ese vacío se cuenta una historia, a la que el mismo espectador debe (por que es imposible verla de otra forma) ponerle el tono. ¿Es una comedia? ¿Es una tragedia? En eso radica la genialidad del director. Vuelvo a decirlo, no pensé que fuera posible hacerle esto a un espectador.
La historia es muy trillada, pero no importa porque no voy a hablar de la trama. Y no lo voy a hacer porque no le recomiendo a nadie que mire esta película. Si la hubiese visto apurado, con ganas de algo o con la más mínima expectativa probablemente me hubiese desagradado. Pero me encontré con esta joya entregadísimo el sábado a la noche y quedé encantado.
Uno deambula en este Helsinki (Finlandia) entre el horror y la fascinación. Pocas palabras, menos gestos. Paisajes bucólicos. Tango de Gardel. Humo de cigarrillo. Amor no correspondido. Penumbras de luces de neón. Esperanzas que no desaparecen. Traición. Heroísmo de cartón. Un momento de ternura. Preocupación y resignación. Todo (absolutamente todo) el mundo es utilitarista. Silencio. Y una sonrisa, una sola sonrisa en el único lugar del mundo donde un marginal puede encontrar compañía.







miércoles, 4 de agosto de 2010

Hot Shots!

Género: Comedia
País: Estados Unidos
Año: 1991
Dirección: Jim Abrahams& Pat Proft

Es loquísimo mirar hacia atrás y ver las cosas que nos gustaban en aquel entonces. He-man, por ejemplo. Hoy salta a la legua que mantenía una relación homosexual con Man-at-Arms (Manatans, para los amigos) y que el rubio musculoso era la mujer de la relación. Todo bien, igual, lástima que no se animara a salir del closet.
Bueno, algo parecido pasa con la película que criticamos hoy. Esta comedia pretende parodiar a cintas que habían sido muy taquilleras por esos años, como Top Gun o Danza con Lobos. Charlie Sheen era un piloto novato pero talentoso, y conoce a la chica… bueno, en las pelis de “humor yanqui absurdo” el argumento es lo de menos, lo importante son las bufonadas que hacen los protagonistas. Y es que a pesar de que no había visto las películas que parodiaba, me parecía graciosísimo lo que pasaba. Pero claro, tenía unos 8 años, los mocos pegados en la pared me parecían graciosos en aquel entonces.
Hay que reconocer algunas cosas, igual: 1) En aquel entonces era toda una odisea ir al videoclub. Uno no tenía Internet y tenía que confiar en lo que decía el que atendía en el local, y bueno, el loco te decía que una peli era muy divertida y vos te la llevabas (nunca sabremos si lo creía realmente o lo decía sólo con ánimo de lucro). 2) Era en cierta forma novedoso ese tipo de humor, o estaba de moda. Precedentes hay (La Pistola Desnuda por ejemplo) pero pegó muy fuerte en esa época. 3) Charlie Sheen está bastante bien, y le esquiva a las mordisquetas exageradas que tanto me molestan en este tipo de cintas. Además, Valeria Golino estaba preciosa en esa peli y daba gusto verla.
Peeeeeeeeeeeeeero, ese tipo de humor no me gusta. Respeto a los que les simpatiza… no mentira, es una bazofia y estupidiza. Y si uno reflexiona sobre la cantidad de Scarys Movies y otras “movies” propició el éxito de esta película, no puede menos que escupir (un poquito) la tapa del VHS.
Aprobada justito por nostalgia y falta de situaciones grotescas que tanto florecieron en la “escuela” que esta cinta ayudó a crear.




miércoles, 28 de julio de 2010

Películas de Culto

¿Qué son y qué tiene que tener para estar en esa categoría? Primero que nada hay que aclarar que como género no existe, sino que a una película le es otorgado ese calificativo por diversas razones, pudiendo presentar alguna de las características que se enumeran en este post.
Las películas de culto suelen ser aquellas a las que cuando salieron nadie les dio ni cincuenta centavos de crédito. Algunas se caracterizan por los bajos presupuestos dispuestos para su producción, pero destacan por su excentricidad (Clerks o Donnie Darko), por sus personajes, por sus argumentos (Memento; The Matrix) o director (Hitchcock).
Pero sobre todo, considero que hay dos cualidades que las hace especiales, el culto y el paso del tiempo. Películas a las que sólo conocían el director, su madre y un par de fanáticos nada más (un grupo selecto) y que con el tiempo, gracias a la revisión y revalorización fueron encontrando adeptos de nuevas generaciones (un grupo que sigue siendo selecto). Y, que como seguidores, le “rinden culto” a sus films preferidos. Los “cultistas” se dedican a estudiar la película, cada vez que la ven pueden encontrarle nuevos detalles, nuevos sentidos (por eso suelen ser pelis ricas en matices, como las de Kubrick por ejemplo).
Por eso, NO se puede decir que una película que recién sale a las pantallas sea de culto por adelantado. NO. La saga de Crepúsculo, mal que les pese a las incontables fanáticas, no se puede decir que la película sea de culto, como si lo son Lo que el viento se llevó o Blade Runner.
Algunos datos más: puede o no gustarle a la masa; es importante tener en cuenta el momento en que salieron; no tiene por qué ser una verdadera obra de arte. Pero lo cierto es que si se quiere tener algo de cultura cinematográfica no se pueden dejar de ver algunas de ellas.




miércoles, 21 de julio de 2010

Otakus


Genero: Corto. Comedia.
Año: 2007
Director: Andrés Borghi
País: Argentina

Existe en este mundo un juego boludo que se llama fútbol. Consiste en que 11 boludos corren atrás de (como no podía ser de otra manera) una bola para meterla en la red de otros 11 boludos. No siempre están corriendo, sino que a veces se quedan parados como… bueno, como boludos. Pero la boludez no termina ahí. Hay un montón de otros boludos que miran (incluso por televisión!!!) a estos correr y patear, y se hacen llamar a sí mismos hinchas (nombre boludo si los hay). Pero Kami no podía permitir que el fútbol tuviese el monopolio de la boludez, así que inventó el anime.
Anime se le llama a esos dibujitos japoneses que (por fin!!) tan de moda están actualmente. Y Otaku (no viene al caso el significado literal de la palabra japonesa) se le llama a los fanáticos del manga (especie de cómics japoneses) y el anime. El corto que nos ocupa es un FABULOSO homenaje a esta gente. Y es que para el que no conoce, puede que parezca que son dos locos haciendo estupideces. Pero en realidad en los pocos mas de 8 minutos que dura esta película, el director ARGENTINO (si señor, que hay mucho talento en nuestro país) se las arregla para parodiar al género del shonen (el anime, en general de peleas, que está destinado principalmente a los muchachos jóvenes), utilizando todos los recursos argumentales, estilísticos, los efectos (con ondas de energía y super golpes incluidos!!) y hasta los planos que son tan característicos de este tipo de animación. Da un poco de pena que sólo se hayan centrado en las referencias a Dragon Ball Z y Saint Seiya, pero no es arbitrario, sino que se debe a que son los que mas impacto tuvieron en nuestro país y los que iniciaron a muchos (como a mí) en esto de la animación japonesa.
Decía mas arriba que parodiaba, pero no se burla. Este corto está hecho con muchísimo cariño y minucioso mimo, y en ese ratito que dura me hizo reír, llorar, sorprenderme y emocionarme como nada que haya visto en este mes. Y es que los otakus saben que es una boludez lo que hacen, pero una boludez que les encanta y los hace felices. Las remeras y disfraces no los dividen, y jamás se agarran a trompadas a la salida de un festival cosplay.
Es absolutamente fantástica y no me voy a cansar de decirlo. Acá va el corto completo, nada de trailer esta vez.



P.D.: los otakus no conforman una “nueva” tribu urbana, existen desde mucho antes que cualquiera de estas actuales.


miércoles, 14 de julio de 2010

Lost in Translation


Género: Drama
Países: Estados Unidos y Japón
Año: 2003
Dirección: Sofia Coppola

Creo que el adjetivo de “soporífera” la define bien.
Bob (Bill Murray) es un actor bastante conocido que viajó a Japón a hacer una publicidad. Está bastante aburrido de todo: su matrimonio, su trabajo, el mundo, etc. Charlotte (Scarlett Johansson) es la jermu de un fotógrafo (ambos norteamericanos) que siente que él no le da bola, y también está aburrida. Se conocen en el hotel y establecen una relación de amistad y quizá algo de coqueteo. Como están poco ocupados charlan, salen a bares karaoke y beben mucho sake.
Ya está, esa es la película. Es muuuuuuuuy lenta y moderadamente aburrida. Supongo que muchos críticos me matarían por decir eso, porque la cinta se ganó todos los premios y algunos más. Pero no creo que tenga mucho contenido en realidad. Hay películas como “Conoces a Joe Black?” o “Antes del Amanecer” (salvando las distancias) que transmiten muchas cosas a pesar de que no hay diálogo, y saben moderarse al momento de utilizar ese recurso. Pero no veo que pasen muchas cosas entre los protagonistas. Quizás sea culpa de Johansson, que aparte de tener cara de papa, tiene las habilidades actorales de una esponja (no de Bob Esponja, que ese actúa bien) y no acompaña a Murray que un genio sin lugar a dudas. Además la peli es laaaaaaaaaaarga, demasiado para lo que se quiere contar, lo que de nuevo hace pensar que se cree más de lo que es. Eso pasa a menudo. Algo o alguien dice muchas veces que es importante y la gente termina creyéndoselo. Encima el juego de palabras del título “Perdido en la Traducción”… como ellos, que están… perdidos en su vida… y en Tokio. Bue…
No todo es malo, la fotografía es muy linda, la ambientación es genial, y algunas escenas están muy conseguidas, pero está todo demasiado sobrevaluado. Lo peor es que después me ví “María Antonieta” y es igual!!! Bueno, igual pero victoriana.
Quizá “abúlica” es un adjetivo que la define mejor.







viernes, 9 de julio de 2010

Crossroads


Género: Drama, Música, Misterio, ect.
País: Estados Unidos
Año: 1986
Dirección: Walter Hill


Cuenta la leyenda que un muchacho afroamericano llamado Robert Johnson deseaba tocar la guitarra mejor que nadie, por lo que alrededor de 1930 fue al cruce de caminos de las actuales autopistas 61 y 49, donde hizo un pacto con el diablo. Y es que Robert consiguió tal dominio de la guitarra, y en tan poco tiempo que nadie podía explicarlo de otra forma. Las 29 fabulosas canciones que grabó (la leyenda dice que existía una canción 30 que no fue grabada) y que tenían muchas referencias al demonio, su muerte prematura (27 años) debida a causas desconocidas y la existencia de sólo dos fotos suyas, lo consagraron como uno de los bluseros y guitarristas mas importantes e influyentes de la historia. Éste es el punto de partida de la película.
Estamos en el presente, o sea 1986. El loquito de Karate Kid (se llama Ralph Maccio, pero va a ser siempre Daniel “Pule-Encera-Grulla” Larusso) es un joven prodigio de la guitarra que consiguió una beca en una escuela de música de chetos, pero al que le apasiona el blues, cosa que a los estirados del College no les gusta mucho. Trabaja también a medio tiempo en un geriátrico, donde conoce a Willy Brown, un viejo morochón que dice ser “Blind Dog”, amigo durante los últimos días de Robert Jonson. Willy promete enseñarle la última canción de Jonson y entrenarlo si lo ayuda a escapar del asilo y lo lleva de vuelta al Mississi. Y así comienza la aventura.
La peli no ha envejecido del todo bien, parece media lenta e inocentona. Pero creo que lo último le sienta muy bien. En aquella época todavía se respiraba cierta pureza en el cine, y lo que pretende esta cinta es contar una historia, nada más. Sin embargo lo hace con tanto amor y respeto por esa cultura del blues que uno no puede dejar de conmoverse. Casi podemos sentir los mosquitos y el sudor de los que bailan, el racismo y el ambiente de los tugurios, los amores fugaces y las persecuciones. Pero sobre todo blues, mucho blues. Y EL FINAL… una escena absolutamente apoteósica que cuenta con la participación estelar de Steve Vai, y que nadie que la haya visto puede olvidar.



domingo, 4 de julio de 2010

Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street


(En España Sweeney Todd, El barbero diabólico de la calle Fleet
y en Hispanoámerica Sweeney Todd, El barbero demoníaco de la calle Fleet)


País: Estados Unidos/ Reino Unido
Año: 2008
Género: Crimen, Musical, Thriller, Comedia negra.
Dirección: Tim Burton

Si esperan terror del bueno, no la vean. Si quieren un musical pulenta, no se entusiasmen. Si son seguidores del director, menos. Si quieren pasar un rato medianamente agradable en frente de la pantalla, está bien, zafa.
La peli no es todo lo que uno puede esperar viniendo de Burton. Si fuera un novato que incursiona en un musical (género difícil si los hay), estaríamos hablando de una muy buena película. Pero ésto, viniendo de él, ya lo vimos.
El film es una adaptación de un musical de los 80 y cuenta la historia de Benjamin Barker (Johnny Depp, fetiche de Tim) que vuelve a Londres después de haber sido desterrado de la ciudad debido a un cargo inventado por el juez Turpin, quien le tenía un ojo echado a la esposa de Benjamin. Cuando vuelve, se entera que la jermu palmó, que el juez tiene a su hija cautiva, y comienza a planear su venganza. Ahí es cuando se alía con la Sra. Lovett (Helena Bonham Carter, otro fetiche), solterona dueña de un local de pasteles, que reaviva su negocio gracias a las actividades ilícitas de su compañero.
La estética, marca inconfundible del director, no falla. Es impecable como siempre, visualmente imponente. Vestuario y fotografía fantásticos. Pero una cinta es más que solo el excelente trabajo de la dirección artística y la producción. Pero, lamentablemente, se queda en eso.
Las actuaciones son como tienen que ser, correctas, y siendo que no son cantantes profesionales todos hicieron un trabajo muy decente. Aun así, no creo que esta peli sea recordada por sus interpretaciones…como cantantes, son muy buenos actores.
La realización es impecable, peeeero hubo momentos en los que no aguantaba que siguieran cantando!!, las canciones se ponen medio pesadas en un punto. Les faltó fuerza. Si hubiese sido hablada, la hubiese clavado al ángulo, pero siendo un musical esto es fatal.
El guión no es nada del otro mundo, es simple, no muy llamativo, nada más que decir.
Como thriller zafa, y algunos momentos, los más dramáticos, están logrados, como también algunos de humor negro (aunque son pocos).
El currículo le juega en contra a Tim. Una pena. Con sabor a poco.














martes, 29 de junio de 2010

Taken


(Búsqueda Implacable en Hispanoamérica y Venganza en España)

País: Francia
Año: 2008
Género: Acción
Dirección: Pierre Morel

Como muchos otros seres humanos con testosterona, yo disfruto de una buena peli de acción. Hay algo en la violencia que es paradójicamente hermoso (ojo!! digo violencia y no “gore”, como La Matanza de Texas o Hostel). Toneladas de balas siendo disparadas, explosiones que desparraman enemigos como ladrillitos Rastri, y por supuesto, el héroe. Ese tipo que es más duro que un caramelo Lipo, pero más bueno que cereal sin azucar (hoy tengo algo con las comparaciones estúpidas…).
Todo eso es muy lindo, pero suelen tener un grave problema, el argumento. Es cierto que ya no estamos en los ’80, donde los guiones los escribían los famosos chimpancés fumadores, pero ahora tampoco estamos muy bien que digamos. Además, ya no tenemos a Arnold, Van Damme ni a Lorenzo Lamas, pero están Jet Lee, Jason Statham y algún otro por ahí, lo que también es un cambio positivo en definitiva.
Todo este prólogo me sirve para aclarar que a pesar de que la acción me gusta, soy muy crítico al momento de ponerme a ver una peli. Y esta me sorprendió. Es que ver a un actorazo de la talla de Liam Neeson en una de violencia que tiene esa carátula es sorprendente, y te empuja a verla. La premisa es tan sencilla como eficaz, a veces peca de mucha inocencia, pero sorprende. El tipo es un agente de la CIA retirado y divorciado que hace los trabajitos que le caigan, como cuidar a Britney Spears (no se dice que es ella, pero claramente hace referencia) y otros muy sorprendentes. Tiene una hijita, bueno, media grandota, en realidad. Tiene 17 añitos y quiere irse a Europa para seguir la gira de U2. Él no quiere, pero la ex-mujer y la hija le rompen tanto que termina accediendo, lo que no sorprende (aparentemente hoy tengo algo, no sólo con las comparaciones imbéciles, sino también con la palabra “sorprende”…).
Tras incidentes menores varios y esa falta de precauciones que ningún padre quiere pensar que sus hijos tienen, la secuestran. Ella estaba con él al teléfono, por lo que Bryan (el personaje de Neesom) consigue suficientes pistas como para ir a buscarla. Contacta a algunos amigos, pasa por la armería, y PINTÓ EL DISTURBIO. Se arma la gorda en serio. Y es que aunque la premisa sea de medio pelo para abajo, la historia está bien contada, es bastante realista (con matices) y la tensión es permanente.
La cinta no es el summun, pero es entretenida, las actuaciones son casi todas de gran nivel, tiene unas gotas de crítica social y enseña bastante del bajo mundo europeo, pero sobre todo, reboza acción. Ah!! Y realmente sorprende.








jueves, 24 de junio de 2010

Good Will Hunting


O El Indomable Will Hunting

Género: Drama
Dirección: Gus Van Sant
País: USA
Año: 1998

Esta película sin dudas es una obra maestra del cine. Cuenta la historia de Will, un pibe de los suburbios que vive de changas y que tiene un don especial para resolver problemas matemáticos. Es un genio autodidacta que se la pasa de birra en birra con sus amigotes, y como su talento no le reditúa nada en el día a día, no le da bola.
Will se mete en varios problemas con la justicia y termina zafando porque resuelve un problema en una universidad de ingenieros donde hacia de barrendero. Un profesor intercede por él ante la justicia con la condicion de que se una a su equipo y lo explote al máximo. Will acepta pero a él realmente no le importa. Entre las idas y venidas legales conoce a Sean, interpretado por Robin Williams, el psicólogo que lo va a ayudar en el descubrimiento personal que va a realizar.
La trama no es lo mas original que haya visto, e incluso algo predecible (se hicieron muchas pelis sobre chicos problemáticos), pero eso no importa. Unos desconocidos-en-el-momento Matt Damon y Ben Affleck coescribieron la historia y el guión es exquisito: sorprende por los diálogos, por su originalidad, por la correcta interpretación de los actores que no es para nada forzada ni artificial, todo lo contrario
Esta peli tiene el merito de tener escenas que carecen de acción, y que aún no siendo pretenciosas ni melodramáticas, realmente emocionan.
Se abordan muchos temas como los traumas familiares, el valor de la amistad, las desigualdades sociales, la sinceridad en las relaciones humanas y otros mas que ya descubrirán uds, pero sobre todo es altamente recomendable por lo entretenida, profunda y emotiva.



P/D: para destacar algunas escenas en donde aparece Ben Affleck :P





jueves, 17 de junio de 2010

Ratatouille

Género: Animación
País: Estados Unidos
Año: 2007
Dirección: Brad Bird

Ratatouille es una especialidad regional francesa elaborada con diferentes hortalizas y originaria de la ciudad de Niza pero también la especialidad del protagonista del título que traemos hoy.
La peli cuenta la historia de Remy, una rata de la campiña francesa apasionada de la cocina, que por causa de un desafortunado episodio culinario termina en Paris. Allí se topa con Luinguini, un ayudante de cocina que carece de todo talento, con el ánimo un poco venido abajo. Juntos se asocian bajo el lema de Auguste Gusteau (un chef panzón famoso en la ciudad), quien afirmaba que “cualquiera puede cocinar”.
Un paréntesis: No es una rata bonita ni tierna, acá las ratas son algo deformes y feas, muy reales, pero con gran carisma. Un gran acierto.
La trama nos coloca en medio de Paris, podemos olerlo, degustarlo y admirarlo, donde la comida se ve lo suficiente sabrosa para dar hambre!.
Lo mejor: la narración: sencilla y modesta, se detiene en las sutilezas de las emociones y lo exquisito de los diálogos, que te permiten compenetrarte con los personajes y su historia. Son para destacar los momentos de comedia bien aprovechada, que no buscan la risotada fácil.
Se agradece que el protagonista no sea el típico superhéroe, sino una simple rata de alcantarillas y un pibe que no pega una pero que asociados pueden alcanzar la gloria. El reconocimiento del otro por sobre la bravura americana, es algo poco común en la cinematografía actual. El villano merece mención especial, es acido y amargo, pero no malo maloso.
Es una película familiar, que rescata valores como la amistad y el trabajo en equipo, el amor por la calidad y la labor bien hecha.
Calido, emotivo, algo naïve, pero sobrio y sin necesidad de recurrir a los guiños para adultos, es una peli que los mas chicos y los grnades pueden disfrutar por igual.
Una muestra de que la animación digital no tiene porqué carecer de magia.



P/D: Sólo para ver en idioma original.


domingo, 13 de junio de 2010

The 13th Warrior


(O El decimotercer guerrero)

Género: Aventura
Dirección: John McTiernan
País: Estados Unidos
Año: 1999

Una buena peli de domingo. En general eso pasa cuando sumás vikingos, Antonio Banderas y espadas. Eso si, no impresiona en ningún momento, y me da la sensación de que el libro en el que está basada la película, y que no leí, debe ser mucho mucho mejor, porque la idea está muy interesante, pero como suele suceder, las cosas que un libro desarrolla no pueden caber nunca en hora y media de cinta.
La mano viene así: Ahmed (cuyo nombre completo es Ahmed Ibn Yabram Fahdlan Ibn Al Menem Abbas Ibn Rashid de las Mercedes Ibn Hamad) es un chanta árabe que al que echaron de su tierra arábiga por haber hecho cochinadas con una mujer de clase social alta, y le dijeron que se fuera para el norte como embajador. Allí se cruza con unos muchachos nórdicos muy barbudos y brutos (probablemente zurditos) cuyas poblaciones están siendo atacadas, aparentemente, por unas criaturas sobrenaturales medias osunas (de oso, se entiende, no?) y se necesitan, según la hechicera vikinga, trece guerreros para derrotarlos. Doce rubios se prenden al toque, y a Ahmed, interpretado por Banderas, lo llaman cuando el colectivo estaba lleno (¡cuac!!). Y el turco, sin comerla ni beberla se encuentra en medio de una batalla épica que le cuadra bastante poco y de la que mucho no entiende. Al principio está medio perdido con el lenguaje, las costumbres y los mitos (o supersticiones?) de los vikingos, pero le pone mucho güevo y poco a poco va saliendo a delante.
No se me ocurre mucho más que decir. Creo que la cinta no es muy ambiciosa, lo que es bueno, porque lo que se propone cumple, pero no creo que le diera para más. Bien las actuaciones (Banderas es un actorcito del montón, pero zafa), bien la fotografía, bien el tiempo y las peleas. Algún giro argumental que se agradece y bastante tensión, pero nada, nada más. Lo dicho.