Búsqueda personalizada

lunes, 19 de abril de 2010

Glosario: El Mal Envejecimiento

Como todo en la vida las películas envejecen. Algunas se conservan mejor (como Monica Bellucci) y otras no tiene tanta suerte (como Uma Thurman).
Las películas en general no pueden maquillarse, operarse, liposuccionarse y ponerse botox. Digo en general, porque hay casos como el de La Guerra de las Galaxias o El Exorcista que pueden no solo ser remasterizadas, sino incluso recuperar secuencias que habían sido descartadas en un primer momento. Pero la mayoría de las veces, depende de la “genética” de la película y de los cambios que tenga el cine en los años posteriores.
Así por ejemplo, si hablamos de una película que se apoya excesivamente en los efectos especiales, ésta probablemente envejezca mal. Jason y los Argonautas seria un ejemplo de cine baqueteado. Un contraejemplo de esto seria Volver al Futuro, que con 30 años a sus espaldas y previo a la revolución de la animación por computadora, aun se conserva como una vieja buenona.
Pero aunque Hollyhood no lo sepa (o no quiera saberlo) no todo en una película son efectos especiales, y son aspectos como las actuaciones, las locaciones y la trama sobre todo, las que hacen que una película se conserve. Pelis como el Halcón Maltes, en las que la ambientación, la concienzuda disposición y ritmo de las escenas, los memorables diálogos hacen que se conviertan en imperecederas. Podría decirse que el western, el cine negro y el género romántico son especialmente resistentes al paso del tiempo.
Esto se aplica para la mayoría de los clásicos, aunque habría que matizar. Scarface es una película con un grado de violencia, crudeza y opulencia que fue extraordinaria en la época de su estreno, pero estos aspectos se han vuelto moneda tan corriente, que ha perdido su capacidad de sorprender. Esta es una película que ha envejecido mal.
Las rarezas como El Séptimo Sello son particularmente resistentes en este sentido dado que no han sido imitadas con demasiada frecuencia. Esta película es y será una obra maestra, aunque es difícil acostumbrarse a ver gente tan fea en la pantalla.
Es imposible saber como envejecerá nuestro cine actual, pero seguro que nuestros hijos se reirán de cosas como Transformers.




No hay comentarios:

Publicar un comentario